Logo Amway

Blog oficial Amway Chile

  • Bienestar
  • Higiene

Cuidados que hay que tomar en la nueva normalidad

16-05-2022

La nueva normalidad es no bajar la guardia y seguir cuidándonos. Conforme pasa el tiempo, las personas tenemos más información respecto a cuáles son las medidas de higiene más adecuadas para prevenir riesgos en nuestra salud. Independientemente de las disposiciones sanitarias que cada país determine, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace una serie de recomendaciones que te pueden ser de mucha utilidad en tu día a día.

 

Los básicos de la buena higiene.

Gracias a estas sencillas acciones puedes prevenir diversas enfermedades. Seguramente ya realizas algunas desde la infancia, pues son elementales para la higiene personal.

 

  • Un clásico: el lavado de manos. La higiene de tus manos con agua y jabón siempre será la primera barrera de protección contra virus, bacterias, hongos y gérmenes presentes en tu piel. Recuerda cómo hacerlo viendo este video realizado por la Organización Panamericana de la Salud, y si aplicas esta técnica, no olvides quitarte anillos, reloj o pulseras. Si no tienes agua y jabón disponibles, utiliza gel antibacterial. Esta medida de higiene debe ser constante a lo largo del día.
  • Para evitar infecciones, no toques ojos, nariz y boca si tus manos no están limpias. Y si estornudas o toses, cubre nariz y boca con un pañuelo desechable o la parte interna de tu codo. ¿Tu mano fue lo único que pudiste usar como barrera? Entonces lava tus manos inmediatamente antes de tocar cualquier cosa.
  • No dejes en el olvido buenos hábitos de higiene como limpiar periódicamente tu teléfono móvil, ya que según un estudio de la Universidad de Barcelona, su pantalla puede tener hasta 600 bacterias, lo que es aproximadamente 30 veces más de las que podemos encontrar en la tapa de un inodoro. En el caso del teclado de tu computadora, un artículo de Infobae menciona que, por lo general, puede albergar bacterias como escherichia coli, coliformes o estafilococos. De igual modo, te conviene mantener la higiene de tu espacio de trabajo y áreas del alto tráfico en tu hogar.

 

Otras sugerencias de la OMS que te conviene tomar en cuenta.

Es un hecho que con las medidas de higiene antes mencionadas, puedes retomar tus actividades de manera habitual, más aún si ya tienes tu esquema de vacunación completo. De cualquier manera, te recordamos otras prevenciones sanitarias que valen la pena.

 

  • Reduce o elimina la costumbre de saludar de mano, ya que la OMS explica que facilita la transmisión de agentes patógenos, por lo que invita a que mejor saludes con un gesto de la ‎mano, una inclinación de la cabeza o una reverencia.‎ Todavía hoy es prudente limitar los saludos de beso y abrazo, de acuerdo a especialistas médicos entrevistados por Conecta, un sitio de noticias del Tecnológico de Monterrey.
  • Cada que puedas, aplica la regla de las 3 C: evitar espacios cerrados, congestionados o que impliquen contactos cercanos, especialmente si no están debidamente ventilados. Sabemos que no siempre es posible; si es el caso, entonces evalúa usar mascarilla.
  • Si tu lugar de trabajo tiene ventanas, ábrelas el mayor tiempo posible, o por lo menos unos 10 minutos cada hora para que circule el aire. ¡Haz lo mismo en casa!
  • Cuando planees alguna reunión con familia, amigos o colegas, consideren llevarla a cabo en exteriores, o asegúrense de que el área cuente con suficiente ventilación natural.

 

Cuidado con la fatiga pandémica.

La OMS ha advertido de este fenómeno, que no solo abarca a los síntomas de quienes han padecido COVID-19, sino también a las consecuencias emocionales experimentadas durante la pandemia. En este sentido, un artículo del periódico español ABC lo describe como el resultado de años de incertidumbre y cambios radicales en nuestros hábitos sociales, que se puede reflejar en estados de ansiedad, tristeza, desánimo, apatía, desesperanza ante el futuro, y un deseo de relajar u olvidar las medidas de higiene elementales.

 

Para sobrellevarlos, el artículo recomienda identificar y trabajar las emociones negativas, incluso con ayuda profesional si es necesario; no aislarnos de nuestros seres queridos; realizar actividades que nos hagan sentir bien y administrar el volumen de información que consumimos vía redes sociales y medios de comunicación. Puede que no siempre sea fácil, aquí la clave es tener paciencia con una o uno mismo y avanzar cada quien a su propio ritmo.

 

Disfrutar de bienestar pleno hace posible tu vida como tú la quieres, ¿tú cómo lo logras? Si te gustó este artículo, ¡compártelo con quien tú quieras!