Logo Amway

Blog oficial Amway Chile

  • Home Office
  • Limpieza del Hogar
  • Limpieza Desinfectante
  • Virus y Bacterias

Tips para mantener tu lugar de trabajo en casa limpio y agradable

25-10-2021

Con el esquema de home office pasamos todo el tiempo en casa y la limpieza en el hogar se multiplica. Hoy tenemos unos consejos para ti con los que podrás mantener tu casa, espacio de trabajo y dispositivos siempre limpios de forma práctica y sencilla.

 

Aceptémoslo, estas actividades suelen ser tediosas. Pero puedes ponerles emoción con un “limpieza challenge” de 60 minutos. Crea el plan de acción en el orden que más te convenga, pero si no sabes cómo empezar, aquí te dejamos una propuesta. Lo ideal es que lo lleves a cabo cada semana, pero evalúa si esa frecuencia es adecuada para tu estilo de vida y actividades de trabajo.

 

Una recomendación es que hagas limpieza profunda cada mes para que ahorres tiempo y sea menos cansado. Si te animas a hacerlo, te sugerimos realizar primero la limpieza profunda y luego emprender el reto.

 

Si vives con alguien más, incluso considera la oportunidad de imponer un nuevo récord si se ponen de acuerdo y trabajan en equipo. ¡La imaginación es el límite!

 

Antes de comenzar, abre las ventanas y deja que el aire y la luz entren libremente en cada área. Esto reduce la posibilidad de sufrir alergias debido al polvo y los ácaros. Además de que en plena pandemia de coronavirus se recomienda hacerlo varias veces al día entre 10 y 15 minutos.

 

Prepárate y ten a la mano los productos y utensilios de limpieza en el hogar para que no te detengas por ir a buscarlos luego. ¡También el playlist con tu música favorita!

 

¡Corre tiempo!

Sala o estancia: desempolva muebles, libreros, repisas, lámparas, televisor, espejos, etcétera. Luego pasa la aspiradora por el sofá u otros muebles tapizados, lo mismo que por cojines y almohadones.

 

Prosigue limpiando espejos y cristales, al igual que tu estación, dispositivos e instrumentos de trabajo: escritorio o mesa, computadora, ratón, auriculares, cargadores de batería, etcétera. Y si tienes alfombras o tapetes, concluye pasándoles la aspiradora.

 

Dormitorio: retira el polvo del buró o mesita de noche, lámparas y ropero, placard o clóset. De arriba hacia abajo, con un trapo, bayeta o escobilla con lo que puedas recogerlo si no quieres que vuele por todos lados. Haz o tiende la cama, o aprovecha para cambiar las sábanas.

 

Cocina: aplica producto desengrasante en la campana o extractor, la estufa y el interior del microondas. Mientras actúa, limpia el exterior de la nevera o refrigerador, dale una pasada con tu limpiador al grifo, fregadero, cubierta o encimera, y sécalos. Acaba retirando el desengrasante donde lo pusiste.

 

Cuarto de baño/ducha: aplica el limpiador de tu preferencia en la cortina (si es plástica), mampara o cancel de la ducha o regadera. O puedes hacer el tuyo a base de agua, vinagre blanco y alcohol.

 

Luego pon limpiador en el sanitario o retrete, así como en el lavamanos, grifos y su cubierta (lo ideal es que tenga pocas o ninguna cosa encima), y deja actuar mientras rocías limpiacristales en el espejo y lo retiras con una toalla de papel (la misma mezcla casera que mencionamos antes también puede funcionar acá).

 

Después pasa un trapo o bayeta por el lavamanos. Sigue con los grifos y después enjuaga o aclara la cortina/mampara/cancel de baño. Termina cepillando y limpiando el retrete o sanitario.

 

Suelos: ¡ya estás cerca de la meta! Pasa la aspiradora, o barre y trapea, o usa el limpiador específico si el suelo es de madera, en el mismo orden de tu rutina de limpieza. Recuerda hacerlo también debajo de camas y muebles.

 

Si cumpliste el reto, ¡ya ganaste una casa y área de trabajo impecables!

 

Con Amway, vive tu vida como tú la quieres.