Logo Amway

Blog oficial Amway Chile

  • Cuidado del Hogar
  • Limpieza del Hogar
  • Manchas

4 trucos para quitar las manchas de tus paredes

13-06-2022

Las paredes no se salvan de accidentes ni de travesuras, y eliminar las manchas puede ser muy fácil o una verdadera pesadilla, dependiendo del tipo que sean. En el peor de los casos, no queda más remedio que pintarlas de nuevo, lo cual muchas veces es un gasto imprevisto que puede afectar tu economía.

 

Antes de enfrentarte a las manchas, toma en cuenta:

  • El tipo de pared. La limpieza variará si tiene pintura vinílica, acrílica, de aceite, al temple, esmalte, si tiene algún acabado con textura, o papel tapiz... en fin, las opciones son bastantes, y por lo mismo, las soluciones también. Tu éxito contra las manchas dependerá de que lo sepas.

 

  • El tipo de mancha. Sabemos que hay manchas más difíciles que otras; no es lo mismo el jugo de frutas, verduras, chocolate, café, té, rotulador permanente, grasa, sangre, sebo de los dedos, etcétera. Su composición es determinante para decidir los productos que podemos utilizar.

 

  • Si las manchas son recientes, o no. Como con la ropa, entre más pronto actúes contra las que aparezcan en las paredes, podrás borrarlas con mayor facilidad.

 

Dile adiós a las manchas con estos 4 tips.

Antes de aplicar estos u otros consejos, haz la prueba en un área de la pared que no se vea mucho, ve cómo queda y luego decide si prosigues o no.

 

  • Para las manchas de dedos, si la pared tiene pintura plástica, como vinil o acrílico, humedece una esponja con agua fría y pásala cuidadosamente por la zona; si no basta, agrega una gota de jabón líquido para platos, o del detergente líquido con el que laves ropa delicada. Si en cambio, la pared tiene pintura al temple o papel pintado, prueba frotando delicadamente con una goma de borrar o un poco de miga de pan muy prensada.

 

  • Si tu pared es blanca y le cayó grasa, intenta esparciéndole un poco de polvo de talco, deja que la mancha lo absorba, y luego talla suavemente con ayuda de un cepillo dental que ya no uses. Usa un trapo humedecido con agua fría para sacar los restos de talco que pudieran quedar. En casos extremos puede que las manchas no se vayan al cien, pero lograrás disimularlas.

 

  • ¿Se derramó el café y salpicó la pared? Para eso y otros líquidos, algunas personas sugieren mezclar un poco de jabón líquido y un chorrito de vinagre blanco en un litro de agua tibia; aplica y frota igualmente con un viejo cepillo dental, enjuaga y acaba limpiando con un trapo seco.

 

  • Las temibles manchas de crayón pueden tener fin con ayuda de dentrífico sin gel. Al principio aplica poca cantidad y ve probando mientras tallas con un cepillo de cerdas suaves. La “magia” ocurre porque la composición de la pasta y la fricción se “comen” la cera del crayón, y se dice que también sirve contra rayones de plumón. Algunas personas aplican antes un poco de vinagre blanco, y luego la pasta. Experimenta con ambas versiones y quédate con la que te dé mejor resultado.

 

Se sabe que cuando hay infancias en casa, el uso de las paredes como lienzos para sus expresiones artísticas puede ser un tema muy frecuente. Si a ti te pasa, considera cubrir una sección de muro con una pintura o esmalte especial que le deje un efecto de pizarra o pizarrón; por fortuna ya hay opciones en el mercado tanto para rayar con tiza como con plumón.

 

Si prefieres invertir en una solución de limpieza poderosa, segura para ti y tu familia, rendidora y amable con el medio ambiente, prueba L.O.C.™ Limpiador Concentrado Multiusos de Amway Home™. ¡Aquí te contamos cómo te permite limpiar ahorrando!

 

Tu vida como tú la quieres es también sabiduría para resolver esos pequeños problemas del día a día. ¡Cuéntanos en los comentarios cuál ha sido la mancha que te costó más trabajo quitar y tu secreto para lograrlo!